Publicador de contenidos

geologia aratz

Geología

CUEVA DE ARRIKRUTZ

Arrikrutz, forma parte del sistema kárstico de Gesaltza-Arrikrutz, 14 Km. de galerías interconectadas y 6 pisos kársticos superpuestos. Situándose en el macizo de Aizkorri, a unos 400 m sobre el nivel del mar, constituye la mayor cavidad de Gipuzkoa y la única cueva abierta al público.

Se trata de una cavidad desarrollada en calizas del Cretácico inferior (entre 154 y 96 millones de años de antigüedad). La visita se desarrolla en la Galería 53, situada en el sector oriental de la cavidad de Arrikrutz, galería fósil y antiguo sumidero del río Aldaola.

También son importantes los hallazgos arqueológicos y paleontológicos en Arrikrutz (esqueleto completo de un oso de las Cavernas, esqueletos parciales y cráneos de panteras, el yacimiento de los osos).

Más información: http://www.xn--oatiturismo-1db.eus/es/listings/ibilbide-geologikoa/

CUEVA DE ARRIKRUTZ
CUEVA DE ARRIKRUTZ
CUEVA DE ARRIKRUTZ

CUEVA DE LA LEZE

La Cueva Leze es una gran cavidad, de 80 metros de altura, que atraviesa de norte a sur el macizo de la Sierra de Altzania. Se encuentra excavada en calizas micríticas de plataforma marina somera de la Formación Eguino de edad Albiense medio-superior, con abundantes fósiles.

Esta cueva se formó como salida natural del agua del valle conocido como Hoya de La Leze. El río Artzanegi que discurre en su interior, se fue abriendo paso a través del sistema kárstico transformándose en un río subterráneo que tiene su salida natural en la entrada de la cueva. Son varios los saltos de agua que se registran en el interior del endokarst para salvar el gran desnivel existente entre la boca de entrada y la de salida.

Este es un buen ejemplo de cómo los conductos kársticos pueden en ocasiones canalizar cursos hídricos del exterior (ríos) a lo largo de un tramo de su curso. La Cueva Leze ofrece rasgos tanto de disolución kársticas, con techos abovedados, como de fuerte erosión fluvial.

CUEVA DE LA LEZE

DEPRESIÓN DE URBIA

La depresión de Urbia se encuentra en la zona central y más elevada del macizo de Aizkorri en la Parzonería General de Gipuzkoa y Álava. Se trata de una extensa zona deprimida de planta ovalada y alargada en dirección noroeste sureste de más de 4 kilómetros de largo por 1 kilómetro de ancho y rodeada de fuertes relieves con más de 300 m de desnivel de diferencia. La parte más septentrional de la depresión presenta un fondo plano e irregular, labrado sobre calizas margosas y arcillosas del Cretácico inferior. La depresión está recorrida por un riachuelo muy encajado cuyas aguas desaparecen en la zona meridional, en un sumidero por el que se incorporan a un sistema de circulación subterránea, que sale al exterior en el manantial de Araia, en Álava.

La parte meridional de la depresión se encuentra ocupada por calizas arrecifales del Complejo Urgoniano, sobre las cuales se desarrollan espectaculares morfologías kársticas. Pueden reconocerse dolinas de diversos tamaños, grietas, sumideros y zonas con desarrollo de lapiaces, presentando el conjunto un aspecto uniforme, con generación de formas irregulares de extraña belleza.

La génesis de esta enorme cubeta es probablemente compleja, y está condicionada por la orientación estructural y la litología de las principales unidades, aunque no cabe duda de que la disolución kársticas de las calizas ha jugado un papel capital. Como consecuencia de esta disolución, la depresión se encuentra actualmente tapizada de una potente capa de arcillas de descalcificación que producen el paisaje de verdes prados característico del lugar.

URBIA
urbia

MANANTIALES SULFUROSOS DE ARETXABALETA Y ESKORIATZA

Todos los manantiales están relacionados con la Facies Weald (Barremiense), que se caracteriza por la presencia de evaporitas (yesos y sales) y ninguno de ellos es termal.

El sulfato se produce cuando el azufre y el oxígeno se unen. En las rocas de Aretxabaleta y Eskoriatza (Facies Weald), el yeso aparece intercalado en forma de pequeñas capas en las areniscas y calizas. Esta característica no es visible en superficie, pero el agua que discurre por el subsuelo y sale por los manantiales, nos da idea de las características del terreno por el que pasa, ya que erosiona y/o disuelve aquellos materiales por los que discurre y los transporta hacia el exterior. En algunas zonas del interior de la roca aparece también pirita, o sulfuro de hierro.

En cualquier caso, en las rocas de Eskoriatza y Aretxabaleta, aparecen intercaladas como pequeñas capas junto con el yeso.

MANANTIALES SULFUROSOS DE ARETXABALETA Y ESKORIATZA

CALIZAS DE EGINO

Las calizas de Egino forman un gran muro calcáreo característico sobre la Llanada Alavesa a la altura de la localidad de Egino. En la sección de Ilarduia la formación presenta una potencia de 600 m de calizas gris blanquecinas, de aspecto masivo por la profusión de organismos constructores como rudistas y corales. Esta unidad se ha datado en base al contenido fosilífero como Albiense superior – Cenomaniense medio.

El desarrollo de estos parches arrecifales tuvo lugar en sectores poco subsidentes del sistema deposicional de plataforma, ligados bien a fracturas profundas o a altos de origen diapírico.

La formación está afectada por una serie de fallas de pequeño recorrido de dirección N-S que producen pequeños valles en el paisaje.

Desde el punto de vista morfológico llaman la atención la formación de monolitos a favor de la estratificación subvertical y paralela al frente del murallón. Algunos de ellos llegan a tener más de 50 metros de altura y forman la conocida escuela de escalada de Egino.

Egino

SUMIDERO DE GESALTZA

El complejo kárstico Gesaltza-Arrikrutz se encuentra interconectado y alcanza 14 km de desarrollo. La boca de Gesaltza es un gran sumidero del cauce fluvial del río Arantzazu que, a través de la red de cavidades kársticas, desarrolla parte de su trayecto. Es un sumidero de tipo dolina semicircular con una superficie de 0.82 km2 y elevado caudal, de varios m3/s, cuando el río Arantzazu está en crecida.

El sumidero de Gesaltza presenta distintos pisos de formación con una galería activa y varias fósiles. En el cauce podemos observar grandes bloques de arenisca y sedimento arenoso, proveniente posiblemente de las formaciones terciarias suprayacentes hoy ya erosionadas y desparecidas del entorno. A lo largo del cauce por el interior del sumidero se pueden apreciar depósitos fluviales en forma de terrazas, que permiten reconstruir diferentes episodios de inundación de la cueva. Las dimensiones de la entrada, 50 m de altura por 18 m de ancho, así como la geología de su interior, hacen de este sumidero uno de las más amplios y espectaculares de Gipuzkoa.

Dentro de la cavidad se han encontrado especies bajo protección. En la actualidad el río Arantzazu es desviado varios centenares de metros más arriba como aprovechamiento hidroeléctrico por la empresa municipal Oñatiko Urjauziak, y como consecuencia el sumidero funciona únicamente en época de lluvias y en momentos de crecida.

SUMIDERO DE GESALTZA
SUMIDERO DE GESALTZA

SURGENCIAS Y GALERÍAS DEL CAÑÓN DE ARANZAZU

Los manantiales y sumideros de Arantzazu se encuentran ubicados entre el Santuario y la cueva turística de Arrikrutz. Su principal interés radica en el sistema hidrogeológico del río Gesaltza, que contiene valiosos ejemplos de morfologías kársticas (surgencias, simas, galerías, etc.). Se trata de un formidable ejemplo del comportamiento del agua en un sistema kárstico, tanto en el registro fósil como en la actualidad.

El cañón pertenece en su totalidad a la Masa de Agua Subterránea Aizkorri, más concretamente a la Subunidad Iritegi, que da nombre a la principal surgencia existente en el cañón, que está compuesta por varios puntos de descarga que se activan a medida que el nivel freático asciende en el acuífero.

Al igual que ocurre en toda la Sierra de Aizkorri, la recarga proviene de la infiltración de la lluvia, eventualmente en forma de nieve, y de la escorrentía superficial originada en cuencas de baja permeabilidad que vierten a los materiales carbonatados, infiltrándose en sumideros.  La descarga se realiza a favor de manantiales.

El río Arantzazu (o Gesaltza) muestra un comportamiento kárstico típico. Aparece y desaparece por diferentes puntos a lo largo de su cauce, dependiendo de las condiciones hidrológicas. En estiaje casi todo el cauce está seco hasta encontrarse con la aportación del manantial de Iritegi. A partir de ese punto el río lleva un caudal de agua que, poco a poco, va mermando hasta desaparecer por completo entre los cantos rodados del cauce, antes de alcanzar la imponente cueva-sumidero de Gesaltza. En aguas altas, por el contrario, el río lleva un enorme caudal que entra en forma de poderoso torrente en el sumidero, haciendo ascender el nivel en el mismo de forma espectacular.

SURGENCIAS Y GALERÍAS DEL CAÑÓN DE ARANZAZU
SURGENCIAS Y GALERÍAS DEL CAÑÓN DE ARANZAZU

Más información

Ruta cercana

Paisajes, flora y fauna

Ver más
Ruta cercana

Pueblos y cultura

Ver más